Revista TTAP nº 45 (Versión en castellano)

Física del agua

El agua es una sustancia cuya molécula (H2O) está compuesta por dos átomos de hidrógeno enlazados covalentemente a un átomo de oxígeno formando un ángulo de 105º. Hasta el siglo XVIII se pensaba que era un elemento puro y no una sustancia compuesta. El término agua generalmente se refiere a esta sustancia en su estado líquido, aunque la misma también puede hallarse en su forma sólida, llamada hielo, y en su forma gaseosa, denominada vapor de agua. Es una sustancia bastante común en la tierra y en el sistema solar y es esencial e imprescindible para el origen y la supervivencia de la gran mayoría de las formas conocidas de vida.

En el deporte del waterpolo, dos equipos de 6 jugadores y portero compiten por introducir un balón en la portería contraria, ejerciendo sobre un agua que estaría tranquila un montón de fuerzas, movimientos y golpes que juegan con las leyes físicas y las propiedades características del agua como la cohesión (las moléculas de agua se atraen entre sí y forman gotas), adhesión (el agua se adhiere a muchas superficies), tensión superficial (que permite a algunos animales caminar sobre el agua) y capilaridad (puede ascender dentro de tubos finos) creando una plástica de danza regida por variadas leyes físicas.