Revista TTAP nº 2 (Versión en castellano)

Minimalismo humano

En mi primera exposición, el título fue “Diversis Mundi” pues entre las 18 fotografías no había un nexo de conexión o parecido ni en el tema, ni en la técnica empleada, ni en el tamaño ni en la impresión. Desde entonces estoy buscando con más ahínco mi estilo personal y examinando las fotos que hago para encontrar puntos en común que me permitan agrupar series o fotografías que tengan alguna relación entre sí. Uno de los temas que suelo tratar de una forma involuntaria es el minimalismo y las fotografías que incluyo en este artículo son una selección de mi archivo con este tema en común. Aún con ese nexo de unión, son muy diversas, como se pueden ver.

El minimalismo como género de fotografía surgió en la década de 1990. Un consejo que se da siempre a los fotógrafos es que sigan el principio “menos es más” que se origina en el pensamiento minimalista: muestren menos y dejen que la esencia de la idea sea la única que narre la historia detrás del motivo. Así, el minimalismo puede transmitir mucho más: un solo detalle pequeño y llamativo puede dirigir el enfoque hacia un concepto particular que es esencial para el significado del todo.

Además, otro nexo común en esta serie de fotos minimalistas, realizadas en diversos lugares del mundo, pero principalmente en las playas del País Vasco, es la inclusión del elemento humano, pequeño ante la naturaleza y la vida y que camina en grupo en una danza coral o en solitario en la rueda de la vida. Esa es la visión del mundo de una de mis múltiples personalidades fotográficas.

 

 

Revista TTAP

Es una revista digital (no es en papel) en euskera y gratuita que sale todos los viernes en Bizkaia y Gipuzkoa. Puede verse en móviles y tablets Android y Apple y tiene unas 16 páginas, bastante interactivas.

 

Luis Martínez Aniesa

Soy fotógrafo aficionado desde siempre, pero hace 10 años, con la fotografía digital, volví con fuerzas renovadas y con mucha dedicación tras un periodo de ausencia.

Lucho entre la imagen única e imperfecta de los procedimientos de laboratorio alternativos y la fotografía digital artística casi perfecta que se pueda presentar a un concurso internacional, pasando por la fotografía de calle y la de viajes. Mi universo fotográfico es diverso y hasta contradictorio, investigando desde temas plásticos a la búsqueda de la representación del caos pasando por la consideración como objetos artísticos de la fotografía y el libro de fotos.

Muchas de estas investigaciones están en su inicio o atascadas, y es en los concursos de fotografía artística donde mis esfuerzos tienen un mayor reconocimiento aunque mis obras se salgan un poco de la norma.