01 El hilo de Ariadna

Escrito por el 8 enero 2017 en 52 Polaroids 2017, Polaroids

 

Minos, rey de Creta, mandó a Dédalo construir un laberinto bajo el suelo de la isla para mantener allí al minotauro, un ser con cuerpo de humano enorme y musculado y cabeza de toro, hijo de su mujer Pasífae con un toro blanco, pero tenía que proporcionarle carne fresca, jóvenes de ambos sexos, que tenían que entrar en el laberinto para nunca más salir.

Tras 18 años de esta fantástica costumbre, ya convertida en tradición, el joven griego Teseo llegó a la isla tras ganar algunas guerras, con la moral muy alta y juzgó que no era bueno dedicar parte de la juventud de la isla a alimentar a un toro. La hija del rey, Ariadna, se enamoró de él, pero no sabemos si como voluntario o seleccionado por un Minos cabreado, Teseo fue a formar parte del siguiente grupo de jóvenes alimentos para el minotauro.

Guerrero aguerrido, Teseo logró matar al minotauro y logró salir del laberinto gracias a que Ariadna le había dado un ovillo  de hilo que fue soltando por el camino y que le sirvió para encontrar la imposible salida.

No sabemos si Teseo se casó con Ariadna, pero al romper esa tradición de alimentar al minotauro, el Imperio Cretense cayó en poco tiempo ante los Aqueos.

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *