44 Mini Capilla Sixtina

Escrito por el 6 noviembre 2016 en 52 Polaroids 2016, Polaroids

52polaroids-2016-semana44-800

La capilla de Luis de Lucena es el único resto conservado de lo que fuera iglesia parroquial de San Miguel del Monte, obra románico-mudéjar que fue derribada en el siglo pasado, salvándose por fortuna esta su capilla aneja.

Fue diseñada, costeada y dirigida en su construcción por su fundador el doctor Luis de Lucena, sabio humanista nacido en Guadalajara a fines del siglo XV, eclesiástico y médico: cuidó de la salud de los Papas, en Roma, tras haber ejercido su profesión y publicado algún libro sobre enfermedades, en Tolosa de Francia; erudito investigador de la antigüedad clásica y preocupado por todos los problemas de la cultura, residió en Italia largos años, acudiendo a las Academias más afamadas. Erasmista y hondamente interesado en las cuestiones del espíritu, planeó su capilla de Nuestra Señora de los Ángeles, en Guadalajara, como un monumento a la Espiritualidad (programa iconográfico de las pinturas de sus bóvedas) y a la Sabiduría (mandó en su testamento que el piso superior fuera destinado a biblioteca pública).

Es muy posible que el arquitecto diseñador de este templo fuese el mismo Luis de Lucena.

Las pinturas, hechas ya cuando el fundador había muerto, pero siguiendo sin duda un plan previamente trazado por él, son debidas al pincel de Rómulo Cincinato, un artista florentino que vino a España mediado el siglo XVI, al llamado de Felipe II para decorar su monasterio de El Escorial, llegando a Guadalajara hacia 1580, ya viejo, para pintar las techumbres de las salas bajas del palacio del Infantado, y haciendo este trabajo de la capilla de Lucena en sus ratos libres. Algunas de las pinturas de sus bóvedas han quedado sin concluir.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: