No podemos salir a bares ni restaurantes, pero podemos comer en casa algunos manjares y compartirlos con nuestros seres queridos.