Tus gritos y mis gritos en el alba.

Nuestros blancos caballos corriendo

con un polvo de luz sobre la playa.

Tus labios y mis labios de salitre.

Nuestras rubias cabezas desmayadas.

Tus ojos y mis ojos,

tus manos y mis manos.

Nuestros cuerpos

escurridizos de algas.

¡Oh amor, amor!

Playas del alba.

Tus gritos y mis gritos en el alba, de Gabriel Celaya