Yo he visto aquí cosas que vosotros no creeríais. Biografías de autores mucho más interesantes que su magnífica obra, fotografías que han quedado como iconos de una época, las fotos más hermosas de paisajes y de animales que nunca llegaré a ver en persona, documentos del hoy y de ayeres que ya no existen. He visto brillar a tantos y tantas creadores,  usuarios de las técnicas primeras y de las más modernas, de toda época y país, míticos, profesionales, aficionados, que me han ayudado a crecer como fotógrafo.

Toda esa información, todos esos momentos, todas las interminables horas de trabajo, se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de cerrar esta puerta. Es hora de dejar morir mi blog www.cadadiaunfotografo.com.