¡Qué extrañas cosas pasan! En la playa paseando con mascarilla y en el monte sin ella. A ver si ya en septiembre podemos empezar a pasear sin ella en la playa al desaparecer las multitudes.