Un bonito parque, hoy bastante mermado, con la mitad de sus árboles, con la mitad del terreno, agujereado hacia el centro de la tierra. Un parque letrina de perros.

Pero un parque visible desde mi ventana, que nos acerca el verde de la naturaleza y que nos da oxígeno para respirar.