Cada día que pasamos de cuarentena no es un día menos que nos queda, es un día más que ayer para poder salir.

¡Todo es un no sé que yo!