No estamos en el Caribe o en Australia, y los practicantes de surf practican este deporte en invierno o primavera ataviados con neoprenos de cuerpo completo, incluso con capucha, dejando al aire solo ojos, nariz y boca. Las largas esperas para coger una ola en un fresquito mar obligan a ello.