13 Akelarre

Escrito el 1 abril 2019 en 52 Polaroids 2019, Polaroids

En Navarra, superado el valle de Baztan y a escasa distancia de la frontera con Francia se encuentra Zugarramurdi, el pueblo de las brujas, donde fantasía y realidad se mezclan para regalar a la imaginación la posibilidad de hacer un apasionante viaje a través del tiempo y de la historia o la imaginación.

Su cueva, La cueva de las brujas (Sorginen Leizea), a 400 metros del núcleo urbano, se puede visitar. No contiene estalactitas ni estalagmitas, ni en sus paredes se han descubierto pinturas rupestres, pero mantiene un atractivo casi único: un halo mágico que la envuelve por haber sido hasta el siglo XVII, cuando la Santa Inquisición quemó a unas cuantas brujas, un escenario de akelarres, reuniones paganas en las que hombres y mujeres escapaban de la rutina a través de festines desenfrenados, danzas en torno a hogueras y orgías a la luz de la luna, y que se hacían en prados (akelarre = prado del macho cabrío) o también en esta cueva.

Esta cueva fue creada por la Regata del Infierno (Infernuko Erreka) que la atraviesa en un amplio túnel cuyo eje se orienta de noreste a suroeste, alcanzando una longitud de 120 metros, y una amplitud de 22 a 26 metros en su extremo oriental y unos 12 metros en su salida o boca occidental, así como una altura media de 10 a 12 metros. El conjunto se completa con dos galerías más altas, de orientación similar a la galería principal, que se abren a la misma.  

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.