Presentando mi exposición Diversis Mundi en la sociedad Txirain a un grupo de mis amigos fotógrafos. Una oportunidad para presentarles mis fotos que permanecían desconocidas para ellos y que aún siguen así en su mayor parte. Un ejercicio de desnudarse, que al final, quedó parece ser en una proclama desde el púlpito.