La Concha es una bahía protegida por una isla y el mar es normalmente cómodo para bañarse o practicar el paddle-surf. Salvo mala mar o temporal no hay mucha posibilidad de que las olas te permitan practicar  surf o coger olas con txampero o kayak. Pero hay dos zonas que con marea alta y si la mar no está totalmente en calma permiten la diversión: la zona oeste de la playa de Ondarreta donde las olas pueden aumentar su altura pegándose al muro que lleva al Peine del Viento, y en la zona, también oeste, de La Concha pegada al Pico del loro, un pequeño saliente rocoso que separa las playas de Ondarreta y La Concha.